Max-AI

APLICACIONES / MAX AI™

 

Max-AI™

Desde 2016, hemos unido fuerzas con BHS – Bulk Handling Systems, para desarrollar Max-AI™ y su primera unidad, el robot Autonomous QC, impulsado por la Inteligencia Artificial propiedad de Sadako.

Nuestra tecnología es capaz de identificar objetos muy complejos en la corriente de residuos y actúa como los ojos y el cerebro del Max-AI™ Autonomous QC.

La primera unidad de Max-AI™ Autonomous QC está en funcionamiento desde abril de 2017 en una planta de tratamiento de residuos en Sun Valley (California), y su lanzamiento ha tenido un gran impacto en el sector. Max-AI™ representa un game changer que contribuye a una operación de la planta más automatizada, segura y rentable. Muchos de los principales operadores de la industria ya lo están adoptando.

 

Puedes ver más información, videos y sala de prensa en el sitio web de Max-AI™ dedicated website.

 

 

Estamos muy orgullosos de ser socios tecnológicos del grupo BHS, líder mundial en el diseño, ingeniería, fabricación e instalación de sistemas y componentes de clasificación para las industrias de residuos sólidos, reciclaje, conversión de residuos en energía y construcción y demolición.

“What’s next” es el lema de BHS y Max-AI™ es la última incorporación a un completo portfolio de soluciones pioneras y de confianza para la industria de residuos.

Max-AI™, el futuro de los separadores inteligentes capaces de aprender y diseñados para optimización autónoma. Mejora la productividad, seguridad  y resultados de las plantas.

Visión por computador a través de Inteligencia Artificial

La Inteligencia Artificial de Sadako que hay dentro de Max puede reconocer una increíble variedad de artículos / categorías, prácticamente como un ojo humano. Sólo tenemos que entrenarlo adecuadamente. Comparado con otras tecnologías de detección como sensores NIR, no sólo es considerablemente más económico sino que también es capaz de diferenciar objetos del mismo material, por ejemplo, por uso, forma, etc. Un ejemplo típico es la capacidad de distinguir las bandejas de PET de las botellas de ese mismo material.

A menudo nos preguntan qué puede y qué no puede distinguir nuestra tecnología, y la respuesta es siempre la misma: si una persona puede diferenciarlo, nuestra tecnología puede diferenciarlo.

 

Los inicios. Desarrollos previos

Llevamos varios (¡e intensos!) años trabajando en nuestra tecnología de Inteligencia Artificial  para la industria de residuos.

Wall-B fue el primer robot separador de residuos desarrollado por Sadako, con capacidades limitadas. Ya no se comercializa.

Mientras Wall-B podía realizar 20 picks por minuto y reconocía botellas de plástico PET, Max-AI™ Autonomous QC puede manejar una gama mucho más amplia de materiales, y a mucha mayor velocidad. Wall-B tenía un rendimiento inferior a las capacidades humanas, mientras que Max-AI™ las supera.